viernes, enero 02, 2009

AMO Y SEÑOR



Cuando a principios del 2007 Boca Juniors abrochó la repatriación de Juan Román Riquelme se alzaron muchas voces para encasillarla con un manto de duda ó directamente para criticar negativamente la operación, debido al alto costo monetario que ésta acarreaba. El por entonces presidente del club xeneise y mentor del traspaso, Pedro Pompilio, poco explicó de como haría para costearlo pero no dudó en defender la contratación ante cualquiera y terminaba sus discursos casi siempre con la misma frase: "¡no entiendo como no ven los beneficios!"
Pasó el tiempo y podemos decir que el hoy desaparecido dirigente fue casi un visionario y su apuesta resultó óptima ya que en la actualidad Riquelme se ha convertido en el jugador más importante de nuestro país. Con su estilo de juego, el diez de Boca se erigió definitivamente como eje de un equipo que dependió de su lúcida mente para crear juego, de sus pases-asistencias, de su siempre buena ubicación en la cancha y hasta de sus goles, que llegaron en los momentos justos y necesarios; siendo en definitiva el líder de un equipo que sufrió las bajas ó intermitencias de sus mejores jugadores pero que terminó siendo campeón.
Como si todo esto fuera poco, fuera de la cancha "Romy" se convirtió en un referente para sus compañeros y terminó de forjar la chapa de ídolo de la afición boquense que a esta altura le festeja todo, le perdona cualquier falta y es conciente que su sola presencia despierta el temor y la preocupación en los rivales. Aunque a veces se lo castigue por ser parco y poco demostrativo, éstas son cosas inherentes a su personalidad que está demostrado que poco afectan a sus producciones en el terreno de juego y a pesar de ello en estos tiempos este jugador se ha convertido en un hábil declarante ante la prensa, conciente que su palabra es la más escuchada de los integrantes del plantel y las que más trascendencia tienen en la opinión pública.
Apañado por los diferentes dirigentes y cuerpos técnicos con los que tuvo que convivir, con algunas licencias que se le otorgan a los distintos, Juan Román Riquelme devolvió la confianza con producciones extraordinarias dentro de la cancha y un liderazgo positivo y atildado fuera de ella, convirtiéndose en el amo y señor de Boca Juniors y del fútbol doméstico, aunque a diferencia de aquel personaje de Arnaldo André, este jugador pega sus bofetadas con el pie derecho y, de vez en cuando, con una filosa lengua que maneja cada vez mejor.

Etiquetas:

5 Comments:

Anonymous ANONIMASSO said...

MUY BUENO EL POST.
ES UNA LASTIMA QUE EN LA SELECCION, SI BIEN TUVO BUENAS ACTUACIONES, NUNCA ALCANZO EL NIVEL DE PROTAGONISMO Y LIDERAZGO QUE TIENE EN BOCA.
LLEGARÁ AL MUNDIAL?
QUE OPINA PACHI?

9:25 a. m.  
Anonymous inversionista said...

Pachi
no comparto para nada tu nota
para mi sigue siendo un pecho frio
Anonimasso
que al mundial viaje como reportero de alguna FM de la boca pero no como jugador
Juan Román, abrigate que este frio te puede hacer mal

12:29 p. m.  
Blogger PACHI said...

Anonimasso: Coincido con Ud., en la selección todavía esperan de él que sea lo que en Boca. Esperemos que en Sudáfrica, Maradona sepa rodearlo como él necesita para desarrollar su juego...

Inversionista: como le gusta la polémica a Ud...

9:04 a. m.  
Anonymous inversionista said...

Estimado Pachi
Soy como el lema de un medio periodístico local
"Con la verdad no ofendo ni temo"
lo único que falta es que me digas que lo pongan en la selección junto a Gonzalo Del Bono
dejate de joder, polemizar yo?
hagamos comentarios responsables...
no tiremos ideas que alguno puede leer y decir: "mirá lo que pide la gente" y este muchacho aparezca nuevamente en la selección.

2:48 a. m.  
Blogger DEPORTIVO ARMANDO said...

REALMENTE BUE PORT! GRACIAS ROMAN POR VOLVER! GRACIAS POMPILLO POR HACER EL ESFUERZO, SALUD ALIGO BUEN AÑO

4:11 a. m.  

Publicar un comentario

<< Home

Web Site Hit Counter Radio Shack