miércoles, febrero 14, 2007

JUBILADOS DE PRIVILEGIO

En mis épocas de basquetbolista, tenía un Gran DT que se llama Jorge “Pichi” Bolea y él siempre nos decía: “hay que jugar contra los que son mejores que nosotros porque, a pesar que no podamos ganarle, esa es la única forma de aprender”. Y entonces él organizaba partidos amistosos frente a equipos superiores (en edad, físico y condiciones técnicas) que perdíamos generalmente en forma abultada pero que nos daban cierto roce y forma de jugar que capitalizábamos a la hora de jugar por “los porotos”, en donde nuestro equipo se transformaba en un hueso muy duro de roer.

Pensando en la pequeña historia anterior, y trasladando el ejemplo a nuestro fútbol, sería fantástico poder disfrutar de los mejores jugadores en el torneo local ya que de esa forma le agregaría competitividad, pero sabemos que hoy en día eso es una utopía debido a las diferencias económicas existentes con otros países. Pero no sucede así con los directores técnicos ya que no son tantos los que trabajan en el exterior y aquí se produce un hecho muy curioso: cinco de los más prestigiosos y capaces DT de la actualidad no están dirigiendo ningún equipo. Los dos campeones mundiales César Menotti y Carlos Bilardo, el multicampeón juvenil y último mundialista Néstor Pekermann, su antecesor el polémico Marcelo Bielsa y el archiganador Carlos Bianchi están por diversos motivos fuera del ruedo futbolístico. ¿Por qué razón?

El tema parece complejo y cada uno tiene sus motivos valederos, pero parece que el haber llegado al máximo rendimiento (o casi) conlleva a un desinterés por lo vanal y a aceptar sólo propuestas que puedan tener algún plus extra además de entrenar día a día un equipo de fútbol. Así es como el César, luego de ser campeón mundial, se paseó por los más importantes clubes del mundo (lamentablemente sin suerte), el “Doctor” Bilardo, intentó en Europa, en un grande como Boca, en su viejo amor Estudiantes y en una selección africana para quedarse definitivamente en los medios de comunicación, Néstor Peckermann nunca tuvo ninguna oferta para dirigir equipos de primera división interesante que lo lleve a tomar riesgos, Marcelo Bielsa decidió recluirse en un campo al aguardo de alguna oferta que “le devuelva la energía” y a Carlos Bianchi parece ya que Argentina le queda chica y volverá a Europa cuando decida volver a trabajar. ¿Raro no?

La vuelta al trabajo del “picante” Ramón Díaz y la de hace un año atrás de Daniel Passarella, le dieron un poco de brillo a la dirección técnica de nuestro país pero como decía “Pichi” Bolea, a mi me gustaría que estén los mejores, que abandones esa jubilcación de privilegio y que se maten para tratar de demostrar desde un banco de suplentes lo que sabe cada uno y de esa forma todos salgamos beneficiados.¿Pido mucho?

Etiquetas:

2 Comments:

Anonymous Anónimo said...

PeKerman

8:01 a. m.  
Anonymous Anónimo said...

a mi me parece que ninguno de los 5 dirige porque ya es bastante la guita que juntaron,ademas de temerle al fracaso.ahi fue mi humilde punto de vista

6:30 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home

Web Site Hit Counter Radio Shack