miércoles, marzo 14, 2007

MOMENTOS

Como toda actividad realizada por seres humanos, el fútbol no está excento de los vaivenes comunes que puede tener cualquiera de nosotros en su vida cotidiana y vemos a menudo que los jugadores y los equipos que estos integran pasan por distintos “momentos” a lo largo del tiempo.

Ustedes como seguidores de este deporte habrán escuchado infinidad de veces que cierto jugador “está pasando por el mejor momento de su carrera” ó que aquel equipo “no está pasando por un buen momento”. Y estas frases son 100% ciertas ya que es muy común ver a jugadores y equipos que van en un sube y baja de rendimientos realmente notable, y como hacía mucho no lo hacía, les traigo como ejemplos algunos de los casos más rutilantes que he visto en mi carrera de “observador” del fútbol:

A nivel de jugadores puedo nombrar a:

Claudio Borghi: jugadorazo que asomó y deslumbró en 1985 hasta mediados de 1986 en donde fue transferido al Milan de Italia, club donde concluyó su momento y comenzó un retroceso de nivel que lo llevó a terminar en el fútbol de Chile. Hoy es DT, y espero por su bien que sepa mantener su nivel como entrenador.

Gabriel Batistuta: caso contrario al anterior. Surgió tímidamente a fines de los 80 en Newells, pasó sin mucho éxito por River, tuvo seis meses de terror en Boca y cuando nadie se acordaba de él, “explotó” y se transformó en lo que todos conocemos. Tuvo su momento y lo supo extender.

Juan Riquelme: arrancó bien, con el antecedente de selecciones juveniles debutó en primera jugando para Boca Juniors con Bilardo y teniendo un nivel bastante bueno, para caer en el ostracismo cuando el DT fue Veira. Al llegar Bianchi, tuvo un excelente momento de cuatro años. Hoy , luego de su regular excursión por Europa, está en veremos.

Mientras escribo esto, recuerdo otros jugadores que gozaron de distintos momentos, buenos y malos, dentro de sus carreras como “Chacho” Coudet que tuvo seis meses espectaculares en el River modelo 2001 que le valieron ganarse una transferencia a España, desde donde regresó muy rápido, el “Negro” Gomez, excelente volante central de Velez que en River no jugaba ni en reserva, el paraguayo Neffa que jugó espectacular en Union y meses mas tarde no hizo nada en Boca y una lista interminable a la cual seguramente ustedes le pueden agregar muchos nombres.

Si hablamos de equipos, la historia es un poco mas cruel todavía ya que vemos, por ejemplo, a:

Independiente: el Rey de Copas de los setenta, gallardo contrincante de los 80, con ya casi 20 años de decadencia que, desde acá, parece que no va a terminar nunca ¿seguirá perdiendo prestigio? Su mal momento se está extendiendo demasiado.

Argentinos Juniors: un equipo chico que siempre peleó el descenso hasta que surgió el más grande jugador de la historia, que lo llevó a ser protagonista y trascender hasta años después de haber jugado allí. Llegó a ser un gran campeón, ganar la copa Libertadores y de pelear de igual a igual ante la poderosísima Juventus. Pero su momento pasó y hoy volvió a ser el que era en sus inicios.

Ferro Carril Oeste: el principio de los 80 encontraba a este club como ejemplo a nivel país con más de 100.000 socios y un equipo de fútbol que daba cátedra con su estrella: el Beto Márcico. Al transferir a éste, comenzaría un lento desangre societario y futbolístico que lo llevaría hasta la B metropolitana. Hoy intenta recuperarse en la B Nacional.

Tanto en jugadores como en equipos, los que nombré son casos extremos, y estoy seguro que ustedes pueden agregar más ejemplos a la lista que ratifica lo dicho en los primeros párrafos de este post, que tenía ganas de escribir hacía rato pero no podía. Se ve que no era el momento.

Etiquetas:

8 Comments:

Anonymous pol said...

rambert, el betito carranza, cavenaghi, el chango moreno, el yayita rossi, olave, etc etc etc

6:05 a. m.  
Anonymous nariz said...

Con todo respeto sr. pachi, debo disentir con el caso del Negro Gómez. Creo que nunca tuvo su momento. Por el contrario, creo que lo que le ocurrió a él fue lo mismo que le pasó a muchos jugadores del Velez (y también del Boca) de Bianchi: es lo que yo he dado en bautizar como "el síndrome Bianchi". Eran jugadores excepcionales cuando los dirigía Bianchi, pero ni bien se iban a otros clubes demostraban otro nivel completamente distinto. Pienso en casos como (justamente) Gómez, Morighi (o como se escriba), Posse, Bassedas, Flores, Traverso, Arruabarrena, etc. Para pensar.
Saludos

7:39 a. m.  
Anonymous Anonimasso said...

En cuanto a Batistuta si bien tuvo en sus comienzos malos momentos, el resto de su carrera estuvo marcada por el éxito. Riquelme también es, desde hace tiempo un gran jugador. Me parece que decir que tuvieron solo un "buen" momento es quedarse corto y no reconocer la trayectoria que tienen/tuvieron.
Creo que lo del buen momento es algo mas fugaz, como por ejemplo Gardelito Medero que pintaba como el nuevo Perfumo, Cristian Castillo en Colón, y espero equivocarme pero creo que el "Pipita" Higuain va por el mismo camino....

9:06 a. m.  
Anonymous AM10 said...

EL COYA GUTIERREZ,APUD,EL RATA RODRIGUEZ,COMAS,MAZO,CINQUINO,ROSENDO,QUE EPOCAS!!!!!

9:39 a. m.  
Anonymous Pachi said...

Como dije en el post, la lista es grandísima, y agregan algunos casos Pol y Nariz (acuérdese de como rompían las pelotas los periodistas con Gomez...hasta que lo compró Ramón)
Riquelme es un buen jugador de eso no hay dudas, solo que tuvo mejores y peores momentos que el actual.
Y AM10 veo que ya está sintiendo los efectos de la paternidad...No te olvides de Tito Trejo...

11:53 a. m.  
Anonymous Gogui said...

Viero que yo opino medio de oído, pero a mi me aprece que Crespo siemrpe tuvo altas y bajas. Cuando jugaba como sidekick del Enzo era una máquina, y después resulta que hacía como 3 goles por partido o había meses que ni se lo notaba en las noticias.
A mi me parece que es un tipo que lleva la contra: cuando todo el mundo espera que haga algo bueno, es un muerto de hambre, pero cuando nadie se lo espera, descolla. ¿Me equivoco? Probablemente sí, pero como soy un testarudo, voy a seguir pensándolo.

12:06 p. m.  
Anonymous Pachi said...

La verdad, Crespo es un buen ejemplo de "jugador de momentos"...si está bien...Al fin sirvió de algo tu testarudez...

12:45 p. m.  
Anonymous Pachi said...

¡¡¡ME OLVIDABA!!!

Nariz: cuando tenga un tiempito, vaya a los post de enero de 2006 y allí encontrará algo sobre Bianchi que afirma su teoría.

Anonimasso: está en el horno, casi a punto caramelo, el post sobre Leyendas del Periodismo local y zonal...¡¡Se imprimeeeee!!

12:50 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home

Web Site Hit Counter Radio Shack