lunes, febrero 06, 2012

CONTRAPESO



El sábado se despidió oficialmente del fútbol el gran Martín Palermo, dueño de un palmarés realmente asombroso en cuanto a títulos y especialmente a goles convertidos. Un centrodelantero como no veremos en mucho tiempo ó quizás nunca mas, del que ya está todo dicho y con estadísticas que hablan por si solas.

En contraposición, el fútbol nos deja otro 9 con el que nos divertiremos por mucho tiempo: Rogelio Funes Mori, la antítesis del Loco.
Palermo triunfó en Boca, Funes Mori fracasa en River.

Palermo convirtió goles increíbles. Funes Mori erra goles increíbles.

La pelota buscaba a Palermo y él la mandaba a la red. Funes Mori busca la pelota, la encuentra y la manda afuera.

Palermo tenía suerte. Funes Mori tiene mala suerte.

Palermo hizo goles en los últimos minutos de muchos partidos. Funes Mori sale reemplazado siempre antes que termine el match.

Palermo convirtió un penal cayéndose. Funes Mori se cae en el área y no le cobran penal.

Palermo pateó desde atrás de mediacancha y la pelota entró al arco. Funes Mori pateó y la pelota ni entró al área.

Palermo vivió haciendo goles de cabeza. Funes Mori vive tomándose la cabeza por los goles que erra.

Palermo hizo goles con derecha e izquierda. Funes Mori erra con los dos perfiles.

Una gran cualidad de Palermo era su ubicación para marcar. A Funes Mori le cobran, mínimo, dos Off Side por tiempo.

Palermo a veces erraba goles. Funes Mori a veces hace goles.

Palermo era el optimista del gol. Con Funes Mori somos pesimistas.

Etiquetas:

Web Site Hit Counter Radio Shack