miércoles, agosto 16, 2006

DEVALUADOS


Como el peso, los jugadores argentinos están, poco a poco, perdiendo cotización. Y no hablo únicamente del valor que se paga por su pase ó en su remuneración mensual; si no que también estamos viendo como paulatinamente nuestros representantes en el exterior fichan para equipos cada vez menos importantes y consecuentemente pierden competencia futbolística y renombre internacional.
En estos días, algunos medios se ocuparon de la pobre actualidad de varios de los jugadores que hasta hace dos meses eran integrantes del seleccionado nacional y nuestra gran esperanza en el mundial de Alemania, y la verdad que llama la atención.
Así es que hoy nos encontramos con Lionel Scaloni excluído del equipo de Deportivo La Coruña, a Roberto Ayala sin querer jugar en Valencia y enfrentado con los dirigentes y los hinchas del equipo, a Juan Pablo Sorín sin lugar en Villarreal, a Mascherano y Tévez muy incómodos en Corinthians de Brasil y con el agravante de que el club contrató a un técnico que no tiene en sus preferencias a los jugadores argentinos, a Hernán Crespo que nunca encontró su lugar en Chelsea de Inglaterra y volvió, resignando dinero y gloria, a ver que pasa en Inter (que es el campeón de Italia, pero ganó el título en un escritorio) y a pelear el puesto con otro argentino como Julio Cruz que tampoco tiene un lugar asegurado, a Javier Saviola que a pesar de su buena pretemporada no puede afianzarse en la plantilla del Barcelona y ningún otro equipo lo quiere ya que no pueden cubrir sus pretensiones económicas y la lista de los mundialistas se completa con Roberto Abbondanzieri que por un puñado de Euros dejó la gloria deportiva de Boca Juniors para ir a pelear el descenso con el Getafe de España.
La realidad nos indica que hoy en día no tenemos ni un gran jugador en un gran equipo, sólo puedo pensar en Maximiliano Rodríguez en Atlético de Madrid y dos promesas como Messi en Barcelona y Sergio Agüero que será compañero de Maxi en España. Poco, muy poco para un país futbolero como el nuestro pero ¿por qué se dá este fenómeno?
Pienso que esto va más allá del nivel personal de cada jugador. Hoy vemos como la crisis económica del país repercute más y más en los clubes que no pueden solventar campañas ni jugadores y éstos se van al exterior a la primera oferta en Dólares ó Euros que reciben sin medir que tipo de competencia tendrán y como consecuencia se debilita cada vez más su "roce" internacional derivando en un nivel que decae de a poco pero indefectiblemente. ¿Será por eso que a nivel selección mayor hace trece años que no se gana nada?
Ni "mundialitis", ni "maldición", ni tampoco "conspiración". El fútbol argentino ha perdido jerarquía nos guste oírlo ó no. Las culpas son compartidas y en la conjunción "Dirigentes-protagonistas-economía" se deberá encontrar la senda del prestigio perdido.

3 Comments:

Blogger GOGUI said...

Primero, te felicito por tus cien post. Aunque sea por tenacidad este blog va a llegar a algo.
Por otro lado, se me ocurre. ¡No habrá pasado que los jugadores argentinos estaban sobrevaluados y ahora están "a precio real"?
Tal vez esa "fiesta de millones" fue consecuencia de una serie de grandes victorias mundialísticas y la figura de Maradona o Batistuta, pero hoy, cuando ni los jugadores ni loos equipos brillan por su calidad, es lógico que el mundo "haga justicia".
Inclusive me acuerdo de que en los 60, 70, 80 se hablaba de Boca y river como si fuesen extraterrestres, pero em aprece que esa manía de vender jugadores apenas hacen un go, (o antes) destruyó la credibilidad del fútbol argentino.

Estoy hablando boludeces o más o menos voy bien?

6:52 p. m.  
Anonymous Pachi said...

BIEN, ESTAS APRENDIENDO PEQUEÑO SALTAMONTES....
POR ESO DIGO, ANTES SE VENDIAN TAL VES POR DEMAS PORQUE OS ARGENTINOS TENIAN PRESTIGIO...AHORA YA NO...
¿QUE FUE PRIMERO, EL HUEVO TORESANI O LA GALLINA TURULECA?

8:15 a. m.  
Blogger GOGUI said...

El Pipa Huguaín!!!

12:34 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home

Web Site Hit Counter Radio Shack