jueves, marzo 15, 2007

DILEMA SELECCIONADO

Desde que asumió Alfio Basile como Director Técnico de la Selección Nacional, los medios de prensa que siguen más de cerca los acontecimientos del “equipo de todos” casi se empecinaron en afirmar ó reproducir declaraciones del mismísimo entrenador en la que afirmaba que “está buscando el equipo, que debe salir de memoria”.

El pensamiento del “Coco” es entendible si tenemos en cuenta su última gestión en Boca Juniors donde se limitaba a realizar cambios en la formación titular sólo cuando éstos eran estrictamente necesarios como en los casos de lesión ó suspensión de algún jugador, y de esa forma ganó cuanto título se le cruzó por el camino. Pero escribiendo el post anterior, ése que habla de los buenos momentos que suelen atravesar los jugadores y los equipos, se me vino a la cabeza una pregunta que sería buena hacérsela al entrenador pero, por razones obvias, la voy a tirar en este foro de discusión (¿?) que es este blog: Teniendo en cuenta que Basile puede convocar a cuanto jugador se le plazca, ¿debe llamar siempre a los mismos ó ir cambiando el equipo y aprovechar el buen momento que puede estar atravesando algún jugador?

Pongamos un ejemplo: Mariano Pavone. Este jugador hubiera sido convocado y hasta titular seguro en algún llamado del segundo semestre del 2006. Pero el arranque de este año no lo encuentra en su mejor momento y su nivel dista mucho de ser el que fue. Basile, ¿debe darle el voto de confianza y convocarlo, sabiendo que, tal vez, más adelante vuelva a ser ese gran jugador que todos conocimos? ¿Ó mejor dejarlo “descansar” y darle la oportunidad a otro de, tal vez, menos condiciones ó más veterano de menor proyección a futuro pero que hoy goza de una mejor actualidad como, por ejemplo, Martín Palermo? ¡Que dilema Doña Ema! Yo creo que por ahí pasa hoy la verdadera función del “seleccionador”: agudizar el ojo y saber elegir a los que le rendirán en la máxima competencia y no tanto dedicarse a un día a día, que es muy difícil de conseguir, para tratar de armar un once que salga de memoria.

El último DT argento campeón del mundo, don Carlos Bilardo, nos dio una lección en este sentido ya que si nos remontamos a las eliminatorias del mundial de México, allá por 1985, vemos como el equipo titular formaba básicamente con Fillol, Trossero , Camino, Passarella, Garre, Barbas, Russo, Maradona, Ponce, Valdano y Gareca; y el Mundial de sólo 10 meses después lo encontraba campeón formando con Pumpido, Brown, Ruggeri, Cucciuffo, Olarticoechea, Enrique, Giusti, Batista, Maradona, Burruchaga, Valdano. Sólo dos jugadores se repetían de la formación que había logrado la clasificación (y muchos “clasificados” ni estuvieron en la lista definitiva) e inclusive dentro de la misma competencia mundialista el DT fue haciendo variantes en el equipo. El doctor, aprovechó el buen momento de los jugadores, cada uno para un objetivo distinto y de un equipo que salía de memoria no había ni rastros.

Pero, como alguien dijo, cada entrenador tiene su librito y trata de ser lo más fiel posible a sus convicciones, por lo tanto, Desde El tablón nos queda esperar para ver como se desarrollan los acontecimientos, y aprovechar nuestro momento para hablar, ó escribir, porque con los resultados puestos, todos somos entendidos.

Etiquetas:

2 Comments:

Anonymous AM10 said...

ME PARECE QUE EL COCO SABE MUCHO DE FUTBOL Y SE VA A TOMAR SU TIEMPO Y PROBARA MUCHOS JUGADORES ANTES DE FORMAR "EL EQUIPO DE MEMORIA"

8:18 a. m.  
Anonymous anonimasso said...

Yo creo que hay que jugarse por un grupo de jugadores y mantenerlo lo más posible. Al Narigón le salió bien porque incluyó a Maradona.
Felicitaciones por el salto internacional Pachi..!!

12:30 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home

Web Site Hit Counter Radio Shack