jueves, junio 05, 2008

LA MÍSTICA DE BOCA FALTÓ A LA CITA

"Todo concluye al fin, todo termina" dice la canción y cae como anillo al dedo para graficar el final del sueño del pueblo xeneise. Anoche, Boca Juniors perdió frente a Fluminense por 3-1 y terminó su participación en la Copa Libertadores de América. Los hinchas del equipo argentino pueden estar tranquilos y orgullosos con su equipo que "murió de pié", siendo protagonista durante todo el partido, pudiendo haberlo ganado tranquilamente de estar un poco más fino en las definiciones dentro del área.

Pero, a mi criterio, la eliminación de ayer es el resultado de una serie de errores que mostró Boca durante todo el torneo y que datan ya desde el primer partido. Con una rueda clasificatoria muy floja para ser el último campeón, obteniendo sólo un punto de nueve de los jugados de visitante (justo ante el flojito Maracaibo de Venezuela) que lo obligó a hacerse muy fuerte de local, cosa que consiguió y que le permitió clasificase a la próxima ronda casi "por la ventana" merced a una ayuda de Atlas y que lo condenó a definir siempre de visitante. Ya en octavos de final, si apareció el equipo casi en su mejor expresión ganando los dos partidos, aunque el error esta vez lo cometió un hincha que hirió con un proyectil a un juez de línea, aparejando la suspención de la mítica Bombonera.

En cuartos de final se vería la cara frente a Atlas de México, haciendo de local en la cancha de Velez, fue 2-2 con más dudas que certezas; dudas que parecía enterrar en la revancha con una lección de fútbol que le valieron convertir tres goles en 19 minutos. Pero esa complicación para armar juego cuando no está encendido Riquelme, esa falta de definición, y las dudas defensivas (quizá, las tres mayores falencias de este equipo) volvieron a surgir en la serie de semifinal. Esta vez, haciendo de local en la cancha de Racing, flaqueó ante Fluminense y fue otra vez 2-2, que lo obligaba a la hazaña.

Y esta vez lo esperaba Río de Janeiro y el Maracaná, ciudad y estadio místico si los hay en Sudamérica. Y allá fue Boca con su ilusión, con su historia y su mística copera de la última década que parecía resurgir con el primer gol de Palermo. Pero la ilusión duró poco. Esta vez la fortuna futbolística estaba del lado brasilero y con un tiro libre y un desafortunado gol en contra, el Flu dió vuelta la historia. Sólo quedaba resto para la hazaña, que en definitiva esta vez no pudo ser y de contra llegó la tercer estocada que lo dejan a Boca sin nada y al equipo brasilero en los albores de su primer conquista internacional.

Boca vuelva a la Argentina con la sensación de tener que haber merecido algo más, pero con la certeza que con la casi increíble capacidad de jugar definiciones mano a mano solo no basta. A veces a la mística hay que ayudarla. Y ayer los fantasmas vistieron de verde, rojo y blanco.

Etiquetas:

4 Comments:

Anonymous inversionista said...

jajajajjajajajajajajajajjajajajajajajajajajajajajajajajajajajjajajajajajjaja

6:36 a. m.  
Anonymous am10 said...

jaja,siguen siendo CASLA(club atletico sin libertadores de america)

9:55 a. m.  
Anonymous inversionista said...

jajajjajajajajajajajjajajajajajajajajajajjajajajajjajaja
y ahora SIN RAMÓN
y am10 podrías ser más original con la cargada
jajajjajajajajajjajajajajajajajjajajajajajajajajajajajaja

11:20 a. m.  
Anonymous anonimasso said...

jajajjajajajajajjajajajajajajajajaj a san lorenzo que el tecnico los deja faltando 3 partidos estando en los primeros puestos (!?).
Cuenten sus copas muchachos y reirán menos....jajajajajajajjajajajajajajajajajajajjajajajajajajajajajajajaj

9:31 a. m.  

Publicar un comentario

<< Home

Web Site Hit Counter Radio Shack