viernes, noviembre 12, 2010

PELOT(UD)EANDO POR AHI II

Como este blog se caracteriza por estar siempre a la vanguardia de las noticias, ayer me levanté tempranito y me fuí volando para presenciar el sorteo de la Copa América que se desarrollaba en La Plata. Para eso, tuve que poner el despertador a las 3 AM para poder llegar hasta el aeropuerto de Sauce Viejo, ya que desde Rafaela no salen mas aviones, pero no tuve en cuenta que la aeronave aterriza en Ezeiza porque Aeroparque está cerrado. Así que si saco cuentas, entre lo temprano que me tuve que levantar y los kilómetros que tuve que hacer para llegar a Santa Fe y los transitados desde Ezeiza hasta la AFA (donde tomaría un micro que me depositaba el la capital de la Provincia de Buenos Aires) me hubiera convenido ir caminando...
Asi es que después del sorteo, me quedé charlando con el DT de la selección argentina, Julio Grondona, y no me di cuenta que el micro se había ido por lo que le pedí a Don Julio si me podía llevar de vuelta, a lo que el ferretero me dijo: "pedile a alguien del Comité Ejecutivo porque yo tengo que llevar a mis hijos". Yo lo miré fijo, sonreí, y le contesté: "es lo que estoy haciendo Julio, si el Comité Ejecutivo es usted". Cuando terminé de decir eso, apareció Humbertito y al grito de "¡¡con mi papi nadie se mete!!" me hizo una toma digna de "100% Lucha" y me dejó tirado en la calle.
Por suerte justo pasaba un remis, me subí y mientras me acomodaba la ropa comenzé a escuchar la suave música clásica que el chofer había puesto como compañía. Por sobre esa música comenzaron a escucharse dulces versos de Neruda, Benedetti y varios mas, cosa que me llamó la atención porque, convengamos, no es muy común que en un Peugeot 504 que trabaje de remis se escuche semejante exposición cultural.
-Linda música, comenté como para romper el hielo, luego de indicarle el destino al que debía llevarme...
- Así es. Este CD me lo regaló Eduardo Galeano para un cumpleaños. Me dijo el chofer, y prosiguió: Recuerdo que esa noche estábamos con él, el "Flaco" Menotti, Eduardo Saporitti, Ossie Ardiles y el manager de Elton Johnn y comenzamos a debatir sobre la aplicación de los Ocho Sonetos de amor de Shakespeare a la Implementación de la Ley del Off Side y yo les decía que la música, esa rama del arte que Dios nos regaló y que se demuestra desde tiempos antiquísimos, sirve para calmar a las fieras y también para hacerle entender a los limitados defensores el momento justo que tienen que gritar "¡salimooooos!". Yo lo apliqué en el Real Madrid, en Las Palmas y en todos los lugares del mundo que trabajé y puedo decirle, querido Pachi, que el ritmo les llena los corazones a los players y éstos pueden transmitir sus sentimientos a la verde grama que alfombra los estadios llenando de coraje, valentía y habilidad que conduce a los triunfos y fundamentalmente a la alegría, la emoción, el amor y la pasión que se desprende de un gol...igual que la poesía.
- ¿Usted es Ángel Cappa? pregunté...
- No boludo, Jorge Rafael Videla...
- Pero...¿que hace manejando un remis?
- Y bueno, Pachi, ahora que me quedé sin laburo en River, me las tengo que rebuscar. Pero desde esta asiento de conductor, transitando las endiabladas diagonales de La Plata y los aglomerados caminos de la urbe porteña estoy en búsqueda de la filosofía de los choferes de remis, taxis, colectivos y afines para de esta forma, encontrar la paz, la serenidad, la calma interior, el equilibrio que nos conduzcan a la alegría de vivir al mando de una unidad de transporte.
- Si (no me atreví a decirle que no). Pero tenga cuidado que ahí hay un auto estacionado en doble fila, advertí.
- Pero que hacés la reputa que te reparió, conchudo hijo de mil putas, por que no te vas a cagar a la recalcada cageta de tu tía y te hacés atender por un contenedor de pijas sifilíticas importadas de somalía conchudo y la reputa que te parió....
Mientras don Ángel seguía con sus insultos al otro conductor, aproveché la frenada y me bajé a pesar de que estábamos a mitad de camino (total, Cappa siempre te deja a la mitad del camino)
Me ubiqué a la vera de la ruta a hacer dedo. En eso frena un hermoso auto importado, me subo y escucho el cordial saludo:
- ¿Pachi, que hace por acá? Era Claudio Borghi.
- Claudio, Bichi, que tal dije acomodándome en el auto y estirando un poco las piernas.
- ¡Cuidado!, me avisa Borghi, no te estires tanto que en el piso del asiento tengo la pecera con el pulpo...
- Aaaahhh picarón....compraste pulpo para que te anticipe el resultado del Superclásico del martes que viene....
- Y si Pachi. Ahora le voy a intalar dos cajitas con comida como hacían con el Pulpo Paul. Si elige la de River, renuncio antes del papelón....
- Pero Bichi, River viene mal, sin DT, y ustedes tiene un buen equipo...no podés arrugar ahora.
- Si, tenés razón. Ahora volvió Riquelme, lo tengo a Bataglia, al pastor que me bendice al equipo, al Titán, y a Viatri que tiene muchas cosas de Palermo...
- Claro, el mismo porte físico, el olfato de gol, el cabezaso...
- No Pachi, tiene una billetera, un par de botines y un celular que le afanó del vestuario cuando Martín fue al antidóping....
-...
Frenamos. Borghi acondicionó la pecera, y largó al pulpo para que elija. Como ustedes saben, por ahora el Bichi sigue como DT de Boca pero es porque el octópodo no se decidió por ninguna caja en particular. Antes que elija, a Borghi le dió hambre y decidió que mejor era ubicarlo en una cazuela, junto a otros frutos del mar. Mientras se cocinaba, yo aproveché a salir corriendo, alquilar un auto y volverme a Rafaela, antes solo que mal acompañado.

Etiquetas:

2 Comments:

Blogger Gogui said...

Pachi, cada vez mejor.Hasta yo entendí los chistes!!

12:31 p. m.  
Anonymous AV said...

ja, buenísimo!!!!
Me estoy poniendo al día , ya que debido a unos desperfectos que viene sufriendo mi pc hacía rato que no entraba al blog. Brillante como siempre, Pachi!!

4:48 a. m.  

Publicar un comentario

<< Home

Web Site Hit Counter Radio Shack