viernes, marzo 11, 2011

DE MEMORIA: LA MARCA DE LAS DOS TIRAS

El equipo sensación del Mundial de Alemania en 1974 fue sin dudas la selección de Holanda. Con un aceitadísimo juego asociado, el equipo que por entonces dirigía Rinus Michels fue protagonista del torneo llegando a la final invicto, con varias goleadas en su haber (incluída a nuestra selección) y con solo un gol en contra de su valla. A pesar de haber caído en la final ante el equipo local, el conjunto holandés quedó en la historia del fútbol grande y será recordado por siempre como "La Naranja Mecánica".
Aquel equipo giraba en torno a su figura estelar, quien fue uno de los más grandes jugadores que pudo verse en algun campo de juego: Hendrik Johannes Cruijff, más conocido en todo el mundo como Johan Cruyff. Este exquisito volante de creación, si bien era un grandísimo exponente del fútbol, tenía una personalidad un poco complicada y rebelde que lo hacía muy reticente a cumplir las reglas de convivencia y de organización.
Un claro ejemplo de esto es que antes de comenzar la disputa de la Copa del Mundo del ´74, Cruyff firmó un contrato de exclusividad con la firma Puma y ello originó la negativa del jugador a querer vestir el uniforme de su selección que era provisto por Adidas. El conflicto y la dura postura del crack llegaron hasta límites extremos y casi le cuesta le presencia en el Mundial.
Por suerte para el seleccionado naranja, las partes llegaron a un acuerdo conciliador: Cruyff jugaría pero a su ropa le sacaría una de las tres clásicas tiras de Adidas, para no tener ninguna identificación de la marca archirrival de Puma.
Por ello todavía hoy se encuentran nítidas imágenes, donde pueden verse al astro luciendo su uniforme sin marcas en distintas etapas de aquel mundial, dando una clara muestra de sus cojones y de su lucha contra las formas estipuladas.

Etiquetas:

2 Comments:

Blogger Claudia Gonzalez said...

Gracias por registrar esta anecdota que muestra a Johan Cruyff no solo como uno de los mejores jugadores del mundo, sino tambien a un hombre consecuente con sus principios y creencias muy definidos que incluso le trajeron y le han traido problemas

12:39 p. m.  
Blogger Claudia Gonzalez said...

Gracias por registrar esta anecdota que muestra a Johan Cruyff no solo como uno de los mejores jugadores del mundo, sino tambien a un hombre consecuente con sus principios y creencias muy definidos que incluso le trajeron y le han traido problemas

1:09 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home

Web Site Hit Counter Radio Shack