lunes, enero 07, 2008

CUANDO JUGAR BIEN NO BASTA


En estas épocas de receso es común para la gente del tablón calmar su síndrome de abstinencia futbolera prestándole más atención a las ligas del extranjero, mas precisamente a las europeas donde actúan tantos compatriotas. Y si leemos las noticias que en estos últimos tiempos llegan desde Italia, no podremos abstraernos de la que dice que el delantero Julio Cruz está pasando por un momento inmejorable, marcando ocho goles en los últimos ocho encuentros que disputó con su equipo el Inter y que todas esas conquistas han servido para obtener triunfos.
La actualidad de "El Jardinero" puso en el tapete un tema para los fanáticos de Argentina y es la contínua subestimación que se hace de este jugador por parte de la afición y de los entrenadores de la selección de nuestro país. Revisando sus números, vemos que este jugador tiene un promedio de goles realmente envidiable desde su arribo al viejo continente, allá por el año 1997: uno cada dos partidos en Feyenord de Holanda, uno cada tres partidos en Bologna (recordemos que éste es un equipo "chico" de Italia) y uno cada dos partidos en Inter, a pesar de no jugar siempre como titular y eso lo hace un top scorer de los que no abundan en el mundo.
Paradójicamente, si hoy preguntáramos sobre quienes son los mejores delanteros argentinos, difícilmente la afición elija a Julio Cruz, y una muestra de esto es la encuesta que figura hoy en la edición on line de Olé donde aparece en tercer lugar, detrás de Tévez y Messi, arriba pero ahí nomás de Agüero y con mucha diferencia sobre Crespo quien hoy en día es más considerado para integrar la selección que él y con quien lucha palmo a palmo la titularidad en su club de Italia. Y, hablando de consideraciones, los últimos DT de la celeste y blanca lo han relegado olímpicamente, dejándolo fuera de convocatorias para los torneos más importantes ó dándole papeles secundarios, siempre a la sombra de otros delanteros tanto ó menos efectivos.
La historia de Julio Ricardo Cruz, nos hace pensar que que a veces con jugar bien y cumplir magníficamente un rol dentro de la cancha, no alcanza para cubrir las expectativas de lo que se espera de un jugador. Por demás de callado, sin declaraciones altisonantes, lejos del marketing que rodea a las estrellas, frío para definir y jugar lo que generalmente lo hace parecer ausente del partido son características que le han jugado en contra a este delantero que cuando le llegue la hora del retiro, seguramente estará satisfecho con lo actuado pero también un poco arrepentido de no haber demostrado el fragor que todos requieren para el fútbol de hoy.

Etiquetas:

1 Comments:

Anonymous kipzy said...

no me parece por que sea de perfil bajo sino porque juega al futbol que aca en argentina nos aborrece, ese futbol practico y sin lujo, brillo, pausa, gracia etc que saben jugar los europeos, el cual obviamente es mas facil jugar

7:58 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home

Web Site Hit Counter Radio Shack