miércoles, abril 29, 2009

¡AY RIVER!

Y el tema del post es, otra vez, River Plate. Y ya no se cuantos escritos de este tipo aparecieron en el blog en estos años, pero la tónica es siempre la misma: una nueva frustración que el equipo de la banda entrega a sus hinchas.
En esta oportunidad, el nuevo fracaso se refleja en la Copa Libertadores, torneo que siempre le fué difícil a este club pero que en los últimos años se transformó casi en un estigma, debido a los triunfos de su archirrival, Boca Jrs, y principalmente a las diferentes eliminaciones que le tocó sufrir, todas con aristas diferentes entre sí pero dramáticas al fin.
Lo peor de todo esto, es que los hinchas del River Plate son concientes de la pérdida de prestigio que ha sufrido su equipo en los últimos años y cada vez esperan menos de él. Si hacíamos una encuesta antes que comience el máximo torneo sudamericano, creo que ni el más fanático de los seguidores millonarios creía que el team dirigido por Gorosito podía ser campeón y sólo se encomendaban a un milagro divino para que esto ocurriera. Pero tampoco esperaban que el equipo sea eliminado en primera fase, y más cuando en el grupo participaban dos equipos que casi no tienen prestigio ni historia internacional.
Pero sucedió otra vez, River Plate sufrió su falta de jerarquía e inteligencia y fue víctima de una nueva eliminación aunque, considero yo, que esto excede el plano netamente fubolístico porque algo que se repite habitualmente tiene más culpables que los once que ingresan a una cancha ó los treinta que conforman un plantel. Y volviendo al peor problema de todos y teniendo en cuenta que la eliminación, salvo un par de días posteriores al match donde se consumó, fue tomada casi con indiferencia tanto por el equipo, como los dirigentes y hasta los hinchas; nos demuestra que en uno de los mayores equipos del país, se están acostumbrando a perder y se resignan a que su presente y su futuro se vea tan negro como la camiseta que utilizan cada vez con mayor frecuencia. Eso es lo realmente triste.
Mucho tiempo deberá pasar para cambiar la performance futbolística de River Plate y a sus hinchas no le queda otra opción que la paciencia para esperar que el tiempo haga su trabajo, que la política interna del club decante a los buenos dirigentes y que estos tengan la sapiencia necesaria para rearmar una estructura que hoy está obsoleta y sin rumbo.
Por ahora, River duele.

Etiquetas:

1 Comments:

Blogger Bocha said...

Cuando habra paz en River??

Si las cosas siguen como estan, a Gorosito se le arma.

ABRAN CANCHA
www.abran-cancha.blogspot.com

6:58 a. m.  

Publicar un comentario

<< Home

Web Site Hit Counter Radio Shack