lunes, enero 25, 2010

BIANCHI DESDIBUJADO

Las divergencias dirigenciales que vive por estas horas el club Boca Juniors, sumadas a los pobres resultados obtenidos durante todo el 2009 y en lo que va del 2010 por parte del plantel profesional de fútbol, se han cobrado una nueva víctima: la del manager Carlos Bianchi. Y para el mundo fútbol de nuestro país, la noticia es relevante ya que toca a uno de las instituciones deportivas más grandes de Argentina y a alguien que no nos tenía acostumbrados a irse sin logro alguno en la función para que era contratado.
A principios del año pasado, cuando Bianchi fue requerido para ejercer el puesto de manager del fútbol del club, la mayoría de las personas, especialmente los hinchas de Boca, se preguntaban cuales serían las funciones del "Pelado", y como se acomodaría a un trabajo meramente administrativo alguien que siempre estuvo en el fragor de la lucha , ya sea como jugador ó entrenador. Y la verdad que, con la ventaja del tiempo transcurrido, podemos citar al periodista Walter Vargas coincidiendo en que la gestión del Virrey como "Manager" fue como un té de boldo: no hizo ni bien ni mal.
Bianchi, no fue decisivo para casi ninguna gestión que se haya hecho pública durante todo el 2009. Erró en la elección de los entrenadores (Ischia y Basile), en la contratación de jugadores que él eligió (caso Abbondanzieri), y en estos últimos meses no logró la llegada de ninguno de los refuerzos pedido por el ahora ex entrenador Basile y pifió feo (a mi entender) al contratar a un jugador que no le habían solicitado, cuyo representante es su propio hijo (caso Matías Giménez). Además, vivió en permanente confrontación con los medios de prensa y debió salir varias veces a dar la cara mediante conferencias, cosa que no hace ningún otro manager de los clubes de nuestro país. ¿Ó ustedes vieron alguna reunión ante periodistas de Bassedas en Velez ó Menotti en Independiente?
Como atenuante, debemos decir que no conocemos su trabajo en el resto de los ítems como ser la reestructuración de las divisiones inferiores por ejemplo y que los dirigentes políticos del Boca Juniors tampoco parecía que tampoco sabían bien cual era el rol del "Virrey" y en muchos casos se "pisaban" en los trabajos a realizar. Estaba a la vista, que la movida de contratarlo en ese nuevo puesto de trabajo, escondía la segunda intención de que en el futuro se calce nuevamente el buzo de entrenador, cosa que Bianchi no estaba dispuesto a hacer al corto plazo y que esta actitud a la larga fue contraproducente para los entrenadores que trabajaron a la par del manager. Vivir bajo la sombra de Carlos Bianchi, en Boca, no debe ser nada fácil ni agradable.
En definitiva, la experiencia de ser Gerente ó manager del fútbol de Boca Juniors, no fue buena ni para Carlos Bianchi ni para los dirigentes que aceptaron su llegada. Pero como de lo malo también se aprende, seguramente los protagonistas de esta historia sacarán sus propias conclusiones para no repetir los errores en el futuro y que el paso del tiempo los vaya desdibujando de a poco, para terminar en un conventillo de grandes características, como sucedió actualmente.

Etiquetas:

2 Comments:

Anonymous Anónimo said...

Cambiando de tema... y siendo la 01.43 am del día 26 de enero, le deseo al dueño del blog un muy feliz cumpleaños!!!!....y que cumplas para atrás...(se canta por ahi, jijiji)

8:45 p. m.  
Anonymous raqueter said...

que lo cumplas feliz. infeliz que lo único que hace e escribir de fulbo

1:12 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home

Web Site Hit Counter Radio Shack