miércoles, julio 07, 2010

CONSUELO DE TONTOS

Holanda se metió en la final del Campeonato Mundial. Derrotó a Uruguay por 3-2 y consolidó su victoriosa marcha que viene desde las eliminatorias y ya lleva 25 partidos invicto.
Por el otro lado quedan los Charrúas, el último equipo de Sudamérica en clasificar al torneo de Sudáfrica quien paradójicamente fue el que más lejos llegó. Con una buena primera ronda, siempre se destacó por su orden táctico y la generosidad con que los jugadores se plantan en el terreno de juego. Con Forlán y Suárez como estandartes y goleadores, aprovechó las deficiencias de sus rivales en la primera fase y unas llaves realmente convenientes para intalarse en la última semana de competencia luego de cuarenta años. Ayer fue más que un digno rival ante un equipo que se sabía superior. La diferencia no se notó aunque la buena actuación del conjunto no alcanzó para paliar a los holandeses que vienen realmente derechos.
Holanda hizo méritos para llegar donde está. Con planteos inteligentes a la medida del plantel, el entrenador supo llevar al máximo las aptitudes de sus jugadores. Sin tantas estrellas como en otros años, Los Naranjas son un equipo parejito en todas su líneas que saben a lo que juegan y están convencidos de ello. Eso ya es un gran mérito para meterse en una final luego de 32 años.
"Todos quieren que demos espectáculo. Yo digo que es hora de ganar" dijo hace pocos días el entrenador y tiene razón. Con su impronta supo hacer olvidar a su gente de aquella "naranja mecánica" de los ´70, el ostracismo de los ´80, las amargas frustraciones de los ´90 y de la década pasada, donde grandes jugadores como Gullit, Van Basten, Van Nistelrooy y Bergkamp entre tantos otros, nunca pudieron ganar nada, salvo aquella Eurocopa de 1988.
Tal vez, nosotros los argentinos deberíamos copiar ese ejemplo, y olvidarnos definitivamente de la gesta del ´86 y mirar al futuro para no seguir desperdiciando tantas generaciones de buenos jugadores. Mientras tanto, deberemos resignarnos nuevamente a mirar una final desde afuera, con protagonistas que nos son ajenos, como lo hace tambien Uruguay y como les pasa a tantos otros. Y ustedes saben lo que significa un mal de muchos.

Etiquetas:

Web Site Hit Counter Radio Shack