jueves, octubre 07, 2010

EL DREAM TEAM

Anoche tuve un sueño. Fue un sueño raro, como todos. No era de esos sueños en que uno corre y nunca llega y se levanta más cansado de lo que se acostó. Tampoco fue una pesadilla ni un sueño lindo. Fue un sueño mas.
Resulta que yo estaba en mi casa, pero que no era mi casa de ahora (vieron como es esto). Y llegaba Grondona. Si, el mismísimo Don Julio en mi casa. Y tambien estaba Bilardo y había más gente pero no los pude identificar. Entonces Grondona me decía: "tenés que armar la selección...pero como los jugadores están todos en Europa (¿?) utilizá a los técnicos"
Asi es que me puse a trabajar (en el sueño) y a armar mi equipo de fútbol con los técnicos de Primera División. El equipo quedó así:
En el arco estaba en duda entre Falcioni ó Tocalli. Casi me decido por el primero, pero recordé sus tres finales de Copa Libertadores perdidas en forma consecutiva cuando él jugaba para América de Cali. Entonces pensé en el actual DT de Quilmes, y vi lo que es este equipo actualmente, y calculé que nos iban a llenar de goles. Por lo tanto, al arco lo mandé al Turco Asad que es uno de los más gorditos y no puede correr tanto por el tema de su rodilla.
A la defensa quise plantarla firme y aguerrida. Gamboa y Sensini marcarían las puntas derecha e izquierda respectivamente y de esa forma repetiría una fórmula que le dió buenos resultados al Newell´s de Bielsa. De dos, ahora si, Julio Falcioni que con su cara de malo espanta a todos y de seis lo puse a Romero de All Boys, porque como no lo conozco, lo mande a jugar abajo como hacíamos en el campito con los pibes nuevos.
Del medio hacia arriba quise emular a España, tal la moda actual: Un "doble cinco" aguerrido: Miguel Russo y, fundamentalmente, Caruso Lombardi para hacer el trabajo sucio, hablarle al árbitro, a los rivales y arengar a los compañeros. Y de ahí en más, belleza en estado puro: Angel Cappa y Claudio Borghi, con la única obligación de crear juego y divertirse y como delanteros lo ubiqué al siempre picante Ramón Díaz y al Turco Mohamed.
El banco lo armé con: Tocalli (arquero) - Morant (defensor) - Alfaro (mediocampista de marca) - Sabella (mediocampista de creación) - Gareca (delantero centro) - Brindisi (opción delantero o mediocampista). Fuera de la convocatoria: Zubeldía.
Perdimos 6-0. Asad no agarró una pelota. Romero resultó ser muy flojito y perdía siempre con el nueve rival que lo encaraba a Falcioni que se hizo amonestar enseguida y jugó condicionado. Gamboa estuvo todo el partido acomodándose la ropa y la vincha y Sensini solo no paraba a nadie. Caruso se hizo echar antes de los 10 minutos, Russo no podía "morder" y quedamos descompensados. Cappa se peleó con Borghi porque no corría, lo mandó a la %&)*ª de su hermana, y no se dieron un pase. El turco se cagaba de risa de todos y Ramón Díaz se la pasó protestando. Intenté hacer cambios en el entretiempo (ya perdíamos 0-3) pero no resultaron: Tocalli confirmó mis presunciones iniciales, Morant estaba abatido y no lo ayudó a Falcioni, Alfaro reemplazó a Russo para tener más aire en el medio y lo expulsaron antes de los quince por exceso verbal, Sabella (que reemplazó a Borghi) intentó asociarse con Cappa pero ya era tarde y no pudimos aprovechar el doble nueve de Gareca (que entró por Mohamed) y Ramón Díaz.
¿Habré errado en la táctica?

Etiquetas:

1 Comments:

Anonymous am9 said...

muy bueno pachi,yo hubiera llevado al bambino y a bianchi,aunque creo que no vale por no estar dirigiendo.felicitaciones

7:55 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home

Web Site Hit Counter Radio Shack