martes, septiembre 28, 2010

EL ROLLS ROYCE ESTÁ EMBARRADO

Días pasados, Diego Maradona hizo su reaparición pública. Como un político en campaña electoral, movió sus influencias y se dejó ver y escuchar en dos lugares preponderantes: visitando al "matrimonio presidencial" (como le gusta decir a Nelson Castro) y otorgando una entrevista al incisivo Fernando Niembro, conocido adulador del "10".
En ese reportaje Maradona, fiel a su costumbre disparó con todo, contra todos, hizo blanco fundamentalmente en Julio Grondona, Sergio Batista y demostró, una vez más, su vehemencia al declarar y las contradicciones en las que cae una y otra vez. Fue un Diego en estado puro que para finalizar mostró su deseo de volver a dirigir la selección y declaró estar dispuesto "a charlar" acerca de los condicionamientos. Pasados algunos días de la emisión de aquellas duras palabras, oficialmente no hubo respuesta por parte de los mayores afectados por los dichos del ex entrenador de la selección.
Lamentablemente, la novela siguió a través de una chicana comunicacional. No fueron Grondona, Batista, Bilardo, ni siquiera el "vocero" Cherquis Bialo ni ninguna persona directamente relacionada con AFA los que contestaron, pero si fue el relator estrella del "Fútbol para todos", Marcelo Araujo, quien en la emisión del partido más importante del domingo pasado hizo un monólogo que estuvo muy lejos de parecer alg o espontáneo y que sonó a comunicado oficial. El video que refleja sus dichos es el siguiente:
Pasados ya más de dos meses de la dura eliminación de Argentina y el ajetreado movimiento que significó la salida de Maradona de la conducción del primer equipo, las aguas están muy lejos de serenarse y los principales actores, que son los que deben llevar cordura, mesura, bonomía a la situación, sólo intentan apagar el fuego, echándole nafta.
Cuando Maradona asumió como entrenador del equipo de todos declaró que "la selección era un Rolls Royce lleno de tierra". Con sus actitudes y sus dichos, lo único que hace es generar respuestas desde todos los ámbitos y embarrar aun más la situación, llegando a ser una tragicomedia que ya está dando vergüenza ajena. DESDE EL TABLÓN, los sufrido hinchas reclamamos un poco de cordura y sentido común para llevar a la gloriosa camiseta celeste y blanca a recuperar el brillo perdido hace ya casi veinte años. ¿Es mucho pedir?

Etiquetas:

1 Comments:

Anonymous am9 said...

maradona es asi:negro y basta

9:55 a. m.  

Publicar un comentario

<< Home

Web Site Hit Counter Radio Shack