miércoles, septiembre 07, 2011

SEÑALES

"La Comisión Directiva le paga a la barra..." "Están tan metidos que ahora no los pueden controlar..." "En cualquier momento se les va de las manos..." "...ya están instalados en el club. Ojalá que los puedan alejar un poco..."

Las frases de Antonio Mohamed, ahora ex entrenador de Independiente de Avellaneda, trataban de reflejar la actualidad del club. Un día antes, una apretada de los muchachos que integran la "barra brava" había provocado su renuncia al cargo y ningún Dirigente del club había salido públicamente a respaldarlo ó, aunque sea, a hacer que revea la situación.

Un poco más tarde, fue el presidente de All Boys el que se refirió al tema: "Todos los Dirigentes del fútbol argentino conocemos a los barrabravas y hablamos con ellos. Lo que pasa es que en algunos clubes se vuelven incontrolables, terminan manejando las instituciones y tienen mas peso que los propios Directivos". Y de esa forma, reconoció lo que muchos saben y casi nadie dice.

El tema de los barrabravas y la violencia en el fútbol es algo muy amplio y complejo como para desmenuzar en un solo post, pero los hechos que salen a la luz en clubes de Buenos Aires, dan una señal de alerta y nos invitan a la reflexión a nosotros, los habitantes de una ciudad que hace poco recuperó el Fútbol de Primera División.

En Rafaela no hay barra bravas. Pero hay barras. Grupos de personas que se enrolan tras una divisa de un club y que en su nombre pueden hacer cosas muy buenas pero también pueden transformarse en algo muy pesado e incómodo para los que gustan del fútbol ó trabajan en la actividad.

Entonces, es el momento de ponerse firme y decir hasta acá llegaron. No dejar crecer ni dar alas a quienes en nombre de la pasión encuentran su lugar para delinquir ó abusar de un poder basado en la violencia. Y en este llamado incluyo a los espectadores comunes, que con la excusa del folclore aprueban algunas actitudes poco felices; a los dirigentes de los clubes para no buscar la convivencia con estos seres; y a las autoridades policiales y políticas para que no lleguen al punto de la connivencia.

Esa será la única forma que esta bola de nieve llamaba "barrabrava", que como un virus letal se expande por el fútbol y otros ámbitos de la Argentina, no se desarrolle en nuestra ciudad y podamos seguir disfrutando del fútbol y de nuestra vida en paz y armonía.

Etiquetas:

2 Comments:

Anonymous am9 said...

pachi,es cierto lo que escuche en una mesa de cafe de boca de un alto dirigente de AR,que a la barra le dan 150 entradas para ellos y 150 para que vendan y puedan cubrir los gastos de viajes.por que no pagan entradas igual que todos?

10:13 a. m.  
Blogger Pachi said...

Qui lo sá

11:07 a. m.  

Publicar un comentario

<< Home

Web Site Hit Counter Radio Shack