martes, septiembre 19, 2006

ESE LOCO LOCO MUNDO LLAMADO BOCA

Para que lean el Cabezón Nardelli y mi sobrina María
El Club Atlético Boca Juniors desde hace varios años a esta parte está viviendo un éxtasis deportivo e institucional inimaginado por sus hinchas y sólo soñado por aquellos dirigentes que, encabezados por Mauricio Macri, hace un poco más de una década se animaron a tomar la conducción del club.

Por más que los primeros años del Ingeniero y su comitiva al frente del club de la rivera fueron difíciles, el ordenamiento institucional junto con la contratación de Carlos Bianchi allá por 1998 le redituó al club una serie de triunfos futbolísticos que no es necesario enumerar pero que a la postre llegarían a un total de trece campeonatos en poco más de diez años de gestión, a los que también se agregarían buenos desempeños y logros en otros deportes practicados en la institución como los son el Básquet y el Voley.

En lo que es estrictamente futbolístico hace unos días vimos como los Xeneises se alzaban con la "Recopa Sudamericana". Y la palabra "alzaban" nunca estuvo mejor utilizada ya que a partir de esa victoria los boquenses comenzaron a jactarse de ser el nuevo "Rey de Copas" ya que llegaban al trofeo internacional número 16 en todo su historial, superando los 15 obtenidos por el local Independiente de Avellaneda y los europeos Real Madrid de España y Milan de Italia.

La prensa, hinchas y jugadores mostraron su alegría y su orgullo de multicampeón por donde sea y a quien quiera verlo sin tener en cuenta un detalle: dos de esas copas que se jactan haber ganado son las prestigiosísimas (¿?) "Copa Master Sudamericana 1992" y "Copa de Oro Nicolás Leoz 1993". La primera de ellas fué ganada en un torneo cuadrangular que juntaba a los ganadores de la vieja y hoy desaparecida "Supercopa" (que ya era un invento y hacía competir a los campeones de Copa Libertadores, así estos jueguen en torneos de segunda división de su país como pasó con Estudiantes de la Plata en 1994) que en ese momento no eran otros que Racing, Olimpia de Paraguay y Cruzeiro de Brasil. La segunda Copa fué aún más pedorra todavía ya que estuvo organizada con fines meramente televisivos y reunió a los ganadores de trofeos internacionales de 1992, Boca (que accedió por ¡haber ganado la Copa Master!), Cruzeiro (Supercopa), San Pablo (Libertadores) y Atlético Mineiro (ganador de la hoy desaparecido Conmebol). Creo que estos dos títulos ni pueden compararse con las Champions League de los europeos ó con algunas de las Libertadores de Independiente, así que señores de Boca: ¡un poco más de dignidad y menos de marketing por favor!

¿Será ésta la próxima copa que ganen?

Pasados los festejos, y todavía medios borrachos por la gran cantidad de copas, el último Domingo hizo su presentación el nuevo DT Ricardo La Volpe. Con sólo dos prácticas con el equipo, enfrentaron al humilde Godoy Cruz de Mendoza de local y empataron 0-0.

¡¡Pobre tipo!! (La Volpe digo). Todos lo observaban de "reojo": los hinchas que ni lo conocen y ya a los dos minutos de haber entrado le recriminaron que se haya puesto una corbata roja sobre la camisa blanca, los jugadores que tampoco lo conocen y parecieron no entender su rara forma de plantear los partidos con varios cambios de estrategia durante el match y la ubicación extraña que le da dentro del campo de juego (como Ibarra de volante central, o Neri Cardozo de volante derecho cuando es más zurdo que Kirchner) y finalmente los mismos periodistas que lo conocen menos que todos y se la pasaron observando, estudiando y criticando los movimientos tácticos realizados, esperando que prenda un cigarrillo para mandarlo en cana sabiendo que está prohibido, y acosándolo en la posterior conferencia de prensa recordándole que a Boca le dicen "Deportivo ganar", preguntándole si era valiente como para renunciar si las cosas no le salían como pensaba y hasta pidiéndo la siempre pesada opinión a Maradona. Si alguien se debe haber sentido "sapo de otro pozo" el fin de semana ese no es otro que el bigotón Ricardo La Volpe al cual ya le auguro una mala performance como DT xeneise y estoy seguro que será la comidilla de todo el ambiente futbolístico.

Boca es Boca dice cada tanto Crónica TV y con ello nos refleja la grandeza de un club más allá de los nombres actuales. Portencia económica y deportiva, con hinchas super agrandados y con razón, con todos los medios de prensa detrás que ya están sugiriendo un cambio de DT cuando éste sólo dirigió ¡un partido! desde afuera en mundo bostero se vé cada vez más loco, en un síntoma que contagia a todo el fútbol argentino.

2 Comments:

Blogger GOGUI said...

Y... era hora que Boca tenga un técnico que NO SEA UN CAPO.

Es TAN fácil ser de Boca...así cualquier es hincha de algo. Prueben ser hincha de Vélez durante un campeonate y vana ver lo que es bueno.

5:52 p. m.  
Anonymous cabezón Nardelli said...

No es TAN facil ser de Boca (recorda del 82 al 91) donde River gano todo y Boca no tenía ni para camisetas, o alguno piensa que si Lavolpe no sale campeón del torneo local, va a estar todo bien.
Facil es ser de Velez que si ingresa en alguna copa cumplen los objetivos.
Y dandole una mano a ls hinchas de River, preguntale hoy si es facil

4:50 a. m.  

Publicar un comentario

<< Home

Web Site Hit Counter Radio Shack