martes, julio 31, 2007

LARGA DISTANCIA

Si hablamos de goles en el fútbol, podemos decir que hay para todos los gustos: goles, golazos y golcitos que los del tablón sufrimos, gozamos y disfrutamos.
Particularmente, a mi siempre me gustaron los goles de larga distancia, especialmente aquellos "de emboquillada" ó "con vaselina" como le dicen ahora copiando un modismo español. Les repito, es un gusto personal, si bien un golazo hecho por un jugador apilando a medio equipo rival es lindo y sorprendente, yo a la larga me quedo con aquellos disparos de lejos que parecen subir hasta el cielo y bajan arteramente para colarse en el arco "haciendo estéril el esfuerzo del desesperado arquero que retrocedía" como diría algún relator de radio.
Así que hoy les dejo un compilado con algunos goles de este tipo, que espero disfruten tanto como yo y, tal vez, le recuerden otros que hayan visto ó por que no también, hayan convertido en alguna cancha en un momento de inspiración (ó suerte).

3 Comments:

Anonymous ANONIMASSO said...

TENGO UNO SOLO EN MI HABER, DESDE MITAD CANCHA.. LASTIMA QUE LA CANCHA ERA DE F6 Y EL ARQUERO EL ENANO GRIGLIO....
PERO QUE GOLAZO, POR FAVOR....

7:25 a. m.  
Blogger La Mama de Roman said...

Se puso la piel de gallina al ver ese gol de Martin. Me acuerdo q en la cancha todos dijimos, uuuhhhh, hasta q vimos a Palermo levantar los brazos y todo fue locura...

En cambio yo me agarraba la cabeza y al grito de "no lo puedo creer" se me caian unas lagrimas...

Sencillamente, genial...

1:46 p. m.  
Blogger PACHI said...

Sabemos que es muy emotiva señora...de paso ¿no sabe por donde anda su hijo?

Yo tengo varios recuerdos de goles de ese estilo:
1) El "Nano" Clemenzt jugando para Atlético frente a San MArtín de Tucumán.Año 1995. Si bien el estadio cremoso es reducido, vale igual.
2) El del chileno Salas en la semiFinal de la Supercopa del 97. No me acuerdo contra quien fue pero si que fue como de 35 metros, luego de cortar el pase de un defensor rival y pegarle casi como venía.
3) Uno que hice yo jugando un sábado a la tarde aunque el arquero rival tenía un problema en un brazo (no era manco...pero...). Valió, pero no lo grité (por respeto y porque los rivales eran unos nenes que ni les cuento). ¿Sirve para este recuento?

3:03 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home

Web Site Hit Counter Radio Shack