martes, agosto 07, 2007

DE MEMORIA: DE ARCO A ARCO

Decía Hugo Gatti que para ser un buen arquero, hay que "comerse" cien goles tontos.
En Julio de 1987 Independiente de Avellaneda jugaba la primera fase de la Copa Libertadores frente al Deportivo Táchira de Venezuela, en el estadio de los segundos.
El partido terminó en un inédito 3-2 a favor del equipo local y lo curioso del match fué el gol convertido por el arquero venezolano Francoviq, al portero "rojo" Luis Islas.
Como podrán observar en las no tan nítidas imágenes, Francoviq sacó largo desde su área y la pelota terminó colándose en la valla defendida por Islas luego de un pique muy extraño y artero.
El venezolano "vivió" de ese gol varios años, llegando inclusive a jugar unos años después algunos partidos para el equipo de Deportivo Armenio en nuestro país y Luis Islas a pesar de ese gol bobo, siguió siendo el buen arquero que todos conocimos.

1 Comments:

Anonymous Anónimo said...

Pachi: no te lo firma nadie a esto
pero está muy bueno igual
Guarda que ahora el Gordo Farinella te hace la competencia
Saludos
Speedy

11:29 a. m.  

Publicar un comentario

<< Home

Web Site Hit Counter Radio Shack