miércoles, abril 23, 2008

COMO EL AVE FÉNIX


Si analizáramos las carreras deportivas de cualquier jugador de fútbol nos encontraríamos con que a lo largo del tiempo ha sufrido altibajos en su rendimiento, cosa que es totalmente previsible y justificable ya que a cualquier persona le pasa lo mismo en su trabajo ó en su vida privada. Ahora bien, en el inmenso mundo futbolístico hay un caso que suele repetirse y es el de jugadores que arrancan con un buen nivel de rendimiento y luego caen en un pozo que los lleva al ostracismo y desaparición ante el gran público aunque al tiempo logran recuperarse y llegar a lo más alto, resurgiendo de sus propias cenizas como el Ave Fénix. Las causas de estas particularidades pueden ser de los más diversas: asuntos personales, momentos, malas rachas, algún DT que no los sabe valorar ó cualquier otra cosa pueden hacer que el nivel de un jugador varíe, pero que estos casos se dan con frecuencia, es seguro. Y como hace mucho no lo hacía y la hinchada lo pedía; aquí están, estos son, los ejemplos Del Tablón:

Héctor Enrique: este jugador apareció jugando en el ascenso en el club Lanús con buenas actuaciones que le valieron una transferencia a un grande que por entonces no andaba muy bien: River Plate. Allí, a principios de los años ´80 el DT de turno, Luis Cubilla, lo ubicaba en la posición de puntero derecho y la hinchada lo ubicaba como el blanco preferido de los insultos lo que lo llevó a la suplencia ó directamente a ni jugar. Con la llegada al club en el año 1985 de Héctor Veira quien lo ubicó en la posición de volante derecho, “El Negro” se convirtió en uno de los mejores jugadores de nuestro país, fue convocado a la selección para jugar el Mundial 1986, terminó siendo titular y hasta se dio el gusto de darle el pase “y dejarlo solo” (según él) a Maradona para que convierta el segundo gol a Inglaterra.

Gabriel Batistuta: Tras una aparición rutilante en la primera de Newell´s, el centrodelantero fue transferido a River Plate donde jugaría seis meses en buen nivel y otros seis en los que directamente no fue ni al banco de suplentes. Por una hábil maniobra de su representante, Aloisio, Bati recaló en Boca Juniors donde jugaría su primer torneo en un nivel para el olvido. Nadie daba dos pesos por el entonces joven Batistuta y recuerdo que la revista “EL Gráfico” cerró una edición con una editorial que se titulaba “¿Quién hará un gol en Boca?” Pero con la llegada al club del DT Oscar Tabárez, quien un día llegó a parar un entrenamiento y darle un par de guantes al delantero diciéndole: “mejor andá al arco porque evitás más goles de los que hacés”; la racha cambió, Batistuta “explotó”, comenzó a hacer goles y se convirtió en lo que todos conocemos.

Juan Román Riquelme: Tras su llegada a la Primera división de Boca Jrs. de la mano de Carlos Bilardo que lo hacía jugar en la posición de volante por derecha, Romi tuvo una consagratoria actuación en el Mundial juvenil de Malasia y volvió a su club con otra chapa. Allí se encontraría con una etapa complicada a nivel deportivo y su nivel decaería para quedar a la sombra de Maradona, Latorre y otras estrellas que estaban en el plantel profesional por aquellas épocas. Con la llegada de Carlos Bianchi quien le daría la confianza necesaria que toda persona necesita, JRR se convertiría en figura e ídolo xeneise.

Tres ejemplos, de distintos tiempos, que sirven para graficar estos extraños casos de resurgimientos de jugadores y, como habrán leído, tocamos el caso de tres grandes, consagrados. Lamentablemente, hay muchos que nunca recuperan su nivel, y eso ya fue tema de un antiguo post, que cual oferta lleve dos y pague uno, pueden leer haciendo click acá. Estos jugadores a los que hoy nos referimos, como tantos otros, tuvieron la fuerza, la entereza y la suerte de poder recuperar su nivel, llegar a lo más alto y, como hubiera dicho un afiebrado ex gobernante de Santa Fe, resurgir de sus cenizas como El Gato Félix.

Etiquetas:

3 Comments:

Anonymous Anónimo said...

Buen post, pero...que pasa con este blog, viejo, nadie comenta!?

3:28 p. m.  
Blogger PACHI said...

Aca somos pocos y vagos.

4:21 a. m.  
Anonymous Anónimo said...

Dejen la vagancia de lado si no quieren que este blog se vaya para la "B" jeje!

4:41 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home

Web Site Hit Counter Radio Shack