martes, junio 23, 2009

TARDE DE CANCHA: ATLÉTICO ES PRO

Sábado 20 de junio, día de la bandera, y tiempo de definiciones en la B Nacional. Por eso, por más que al mediodía ya podía vislumbrarse el advenimiento del invierno, DESDE EL TABLÓN se dirigió al "Nuevo Monumental" de Barrio Alberdi para presenciar el partido entre Atlético de Rafaela versus Independiente Rivadavia de Mendoza.
Muchas cosas estaban en juego esa tarde pero lo más importante era que el equipo local abrigaba serias esperanzas en lograr un lugar en la Promoción a Primera División. Para ello, debía ganar su partido y esperar un "favorcito" traducido en triunfo de All Boys y fundamentalmente de Defensa y Justicia, que enfrentaban a Belgrano e Instituto de Córdoba respectivamente, los otros implicados en la discusión. El resultado obtenido a fin de la tarde, ya sea a favor ó en contra, seguramente traería aparejadas consecuencias, de las buenas ó de las malas, situación hoy tan común como el fútbol mismo.
Al llegar al estadio, se notaba el nerviosismo de la gente, que sacaba cuentas y hacía predicciones acerca de lo que podía pasar. Si bien había esperanza, nadie olvidaba el hecho que Atlético había fallado en la mayoría de los partidos donde había necesitado un triunfo y veían difícil la posibilidad de una derrota de los cordobeses. Cierta pesadumbre podía sentirse en el ambiente, y eso se reflejaba en las casi apocalípticas banderas que se colgaban en el alambrado, donde la muerte decía presente:

"Mi miedo a la muerte es no volver a verte", "Si tengo que morir para verte, dormiría eternamente" y "Si jugaras en el cielo, moríría por verte", además de un simple "Te Amo", eran algunas de las divisas que podían verse y que parecían presagiar el fin de la temporada con desazón.

Pero justo un 20 de junio, Atlético por fin plantó bandera y pudo encaminarse hacia el ansiado objetivo. El trámite no fue fácil, si bien las noticias que llegaban por radio eran buenas, el equipo local no podía quebrar el cero ante su rival y la gente tuvo que esperar hasta los 88 minutos para gritar la ansiada apertura del marcador que fue un bálsamo ante los gestos de nerviosismo, desesperación y preocupación que podían verse por las tribunas y hasta en la gente que transitaba los pasillos sin querer mirar el match y solo escuchando la radio, en clara señal de sufrimiento.

En vísperas del Día del Padre, Atlético convirtió en Madre a todos sus hinchas porque el partido fue un parto complicado que en definitiva terminó 2-0 en favor del conjunto local. Y la tarde resultó óptima ya que tras las derrotas de sus competidores, logró ubicarse en la tercera colocación de la tabla valorativa y clasificarse para jugar la Promoción. Al final, los nervios del pueblo celeste se desvanecieron y dieron paso a la emoción, que festejó en la cancha y por las calles el logro y se olvidó de aquellas banderas agoreras, con la certeza de que este año su equipo es "Pro".

Etiquetas:

1 Comments:

Blogger Gabriel F. Santillán said...

Muy buena visión pachi, ahora, parece que hay un mellizo esperando por que me parece que el parto sigue , jajaajaj , una abrazo maestro.

7:45 a. m.  

Publicar un comentario

<< Home

Web Site Hit Counter Radio Shack