viernes, junio 05, 2009

FÚTBOL GENEROSO: GABRIEL BORDI



Gabriel Miguel Bordi es un jugador que nació en la ciudad de Córdoba hace ya 34 años. Centrodelantero que vive del gol, inició su carrera profesional en 1994 en el club Racing de la Docta argentina, para después pasar a Instituto y recalar, ya en el año 1997, en el equipo de All Boys que militaba en la B Nacional. En el equipo de Floresta "El Tanque", como lo bautizaron debido a su gran porte físico, tuvo su mejor performance, llegando a convertir cuarenta goles en sesenta y dos partidos, goles que llamaron la atención del empresario Gustavo Mascardi que compró su pase para ubicarlo en un club de más nombre.
Y no se sabe si fue la habilidad del empresario ó la inmensa generosidad del fútbol la que hizo que a mediados de 1999 el Nápoli de Italia, que por entonces militaba en la Serie A, se fije en él y lo contrate para la temporada que se avecinaba. La luz del fútbol se posaba sobre Bordi y lo llevaba a la península, para enfrentar un camino que tenía dos opciones: el de reconocimiento eterno y gloria que habían conseguido en ese mismo equipo Maradona ó Ramón Díaz; ó el desencanto y desinterés que había sabido cosechar otros compatriotas como José Luis Calderón y Luciano Galleti.
No hubo que esperar mucho para conocer la respuesta. El fútbol fue generoso con Bordi, pero hasta ahí nomás, y en el equipo del sur italiano solo pudo jugar veinte minutos en un partido válido por la Copa Italia, no pudiendo aportar nada positivo al equipo. Al concluir la temporada, "El Tanque" no dejó ni una foto de recuerdo de su paso por el club y se marchó con la garganta virgen de gol y el bolso cargado de indiferencia hacia otros destinos futbolísticos que incluyeron a Quilmes de nuestro país, Defensor de Uruguay, un equipo de Portugal y cuatro diferentes en España, hasta llegar al Club Deportivo Baza, donde hoy trata de seguir perforando redes, en la tercera división.
No importa, Gabriel Bordi supo ser un agraciado por la generosidad del fútbol, y es por eso que hoy lo presentamos en esta sección, porque seguramente cuando se prepara para jugar ante los pocos espectadores que lleva su actual equipo, emitirá un hondo suspiro, recordará las imágenes del San Paolo de Nápoles repleto y exclamará: ¡quién me quita lo bailado!

Etiquetas:

Web Site Hit Counter Radio Shack