miércoles, septiembre 19, 2007

UNA MIRADA SOBRE BIELSA



Desde que se conoció la noticia de que Marcelo Bielsa se haría cargo de la dirección técnica del seleccionado de Chile, en nuestro país cientos de voces se han levantado festejando el regreso a la actividad del entrenador y han acallado aquellos ecos que todavía resonaban endilgándole el 100% de la culpa de la eliminación de nuestro representativo en el Mundial 2002.

Al leer, escuchar y ver a los opinantes reflejarnos sus puntos de vista, noté que a más de cinco años del hecho aquel rápido regreso de Japón todavía no se hizo cáscara en los futboleros, pero también me di cuenta que el tiempo transcurrido hizo su trabajo y ha logrado distorsionar la imagen pública del señor Bielsa. Hoy todos hablan del “Loco” como un entrenador casi perfecto, que plantaba en la cancha equipos “Kamikazes” que atacaban todo el partido, creaban innumerables situaciones de gol durante los noventa minutos y que observar al equipo por él dirigido era garantía de espectáculo, goles y buen fútbol ¿Pero es ó fue tan así?

Que yo recuerde, la selección de Bielsa tenía la misma capacidad de ganar ó perder un partido que su rival de turno y nunca me senté tranquilo a esperar ver un triunfo de la celeste y blanca por mas que el rival sea uno que a priori asomaba como más débil. Sí, debo destacar que jugaran quienes jugaran, el equipo TRATABA de ser protagonista con un estilo de juego muy definido pero eso no significaba que lo lograra ó que ese estilo sea mejor que el de su oponente.

Si bien para escribir estas líneas no hice ninguna investigación de rigor y no tengo en mi poder los números y estadísticas de Bielsa como DT de la selección, tengo en mi memoria buenos recuerdos de sus equipos pero también nos encontramos en su gestión con blancos, grises y negros: una buena eliminatoria y una excelente performance en los Juegos Olímpicos 2004, un mediano torneo Preolímpico y Copa América 2005, y un definitivamente mal Mundial 2002 y Copa América 1999; lo que nos marca que el rosarino es un mortal más en el mundo fútbol que con sus ideas trata de llevar a sus equipos hasta lo más alto, como hacen otras personas con otros métodos más o menos eficaces.

Con el post de hoy no quiero manifestarme en contra de Marcelo Bielsa, a quien considero un técnico muy capaz que tiene un plus que pocos resaltan: todos sus ex dirigidos hablan muy bien de él. Pero tampoco quiero ser de aquellos que endiosan al DT y lo hacen parecer un fuera de serie cuya ausencia en los planteles de AFA marca un verdadero desastre nacional porque eso sería seguir alimentando la creación de una nueva antinomia: los pro Bielsa y los Contra Bielsa. Y para antinomias en Argentina, con las que hay ya tenemos demasiado.

Etiquetas:

1 Comments:

Blogger WILDE said...

La buena imagen de Bielsa se agiganta con nuestro presente.

1:51 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home

Web Site Hit Counter Radio Shack