sábado, febrero 23, 2008

NOCHE DE CANCHA: MÁRTIRES DE RADIO

El Viernes pasado jugaron Atlético de Rafaela vs. Almirante Brown de Isidro Casanova y a pesar que no venían "Las Marineritas" ya que está prohibido el acceso de público visitante, igual me fui para la cancha para ver el partido ya que realmente me intrigaba ver a un equipo dirigido por Blas "querés morir en este instante" Giunta y si el equipo local usaba nuevamente esa casaca digna de Vialidad Nacional que estrenó hace poco.

Como todas esas alternativas se me ocurrieron a último momento es que llegué al estadio sobre la hora de inicio del partido. Por lo tanto, con tranco apurado, ingresé por la primera puerta que vi abierta y terminé ubicado en el sector donde lo hace habitualmente la prensa radial, pero no los relatores y comentaristas (ellos se ubican en cómodas cabinas), sino aquellos personajes que se encargan de seguir las acciones del juego y responder a los requerimientos de las estrellas del relato, como por ejemplo cuando éstos dicen "¡¡corrrnerrr número...!!" y les da pié para que esos héroes casi anónimos se pongan serios, inflen el pecho, tomen el micrófono y con vos solemne contesten : "dos..."
Seguramente ustedes algunas vez han seguido las acciones de un partido por radio y nunca, al igual que yo, han reparado en esos estóicos colaboradores que se apostan en cualquier rincón del estadio para pasarse 90 minutos atentos al juego y al relato haciendo sus anotaciones de rigor, esperando su ínfimo momento de gloria para cuando le dan el pié, salir al aire y hacer su aporte a la transmición. Y un claro ejemplo de ésto es mi ocasional vecino de butaca, que justo en su momento de esplendor de la noche que fue durante el entretiempo en que él debía nombrar de corrido a los 14 suplentes de ambos equipos, tuvo la desgracia que empezara a soplar viento sur que le volaba las anotaciones y que desde los altoparlantes pusieran un cuartetazo que te taladraba los sesos. Como verán en la foto, el hábil colaborador radial salió del paso arqueando su cuerpo para poder apresar sus papeles entre el codo y la pierna y sostener en una mano el micrófono y con la otra insertarse en el oído el auricular para poder mitigar el sonido cuasimusical de ambiente, poder escuchar y escucharse, y de esa forma informar a los radioescuchas.

Dedicamos este post como homeaje para esos parsonajes de la fauna futbolera que podemos ver habitualmente en los estadios, con cuadernito y birome, su handie ó teléfono, cronómetro, auriculares cada vez más chiquitos, la acreditación colgando orgullosamente de su pecho y un choripán y gaseosa en mano, tal vez único pago que reciben por su trabajo. Aaaa, el partido terminó 2-1 a favor del visitante, pero eso pueden verlo mejor acá. Y de la camiseta vamos a hablar otro día.

Etiquetas:

3 Comments:

Anonymous anonimasso said...

Este viernes pasado había acordado que si coincidíamos en horario iriamos juntos a la cancha, el dueño de este blog y yo.
Como los dos terminamos tarde cada uno fue por su lado. Yo no sabía si Pachi pudo asistir asi que en un gesto digno de mencionar, me autonombré corresponsal del blog y con mi telefonito celular estuve atento para retratar cualquier cosa o suceso digno de salir en esta sección "Noche de Cancha". Muy sorprendido me di cuenta a medida que transcurría el encuentro de lo nabo que resultaba como pseudoperiodista y lo poco creativo que podía ser, solamente le tomé un par de fotos al indio Bazán Vera en su letargo de delantero estrella. Y entre esa decepción, lo amargo del partido y los retos propinados a mi hijo que le ponía papelitos en la pelada a un hincha, me fui de la cancha admirando al propietario de este blog por la calidad de sus post y su capacidad de observación para encontrar siempre algo digno de ser contado.

5:52 a. m.  
Blogger PACHI said...

Que generosa suele ser la gente cuando se le da de comer...

Hubiera pagado por la foto del niño poniendo papelitos sobre la pelada del espectador, de todas formas mande la del Indio que la vamos a necesitar en cualquier momento.

¡salute!

9:14 a. m.  
Anonymous anonimasso said...

jajaja. ok.
Ojo, tan fácil no soy.
Si no me gustaba la comida no ponía nada eh....!

10:09 a. m.  

Publicar un comentario

<< Home

Web Site Hit Counter Radio Shack