martes, julio 19, 2011

FOTOS, DENUNCIA y PRONÓSTICOS

A continuación, les presentamos algunas imágenes que DESDE EL TABLÓN pudimos obtener en el pasado partido de Argentina - Uruguay:

Dady Brieva, temprano, amenizando la espera

Reconocimento del campo de los trajeados uruguayos



La ley, sobrevolando la hinchada charrúa



Vista de los nuevos palcos corporativos de Colón repletos de gente



Momento de los himnos



Rigor para Masche y amonestación para Pérez de Uruguay




Messi, la única vez que estuvo de frente a la platea



El día Domingo próximo pasado, una vez finalizada la serie de cuartos de final y mientras trabajábamos en la redacción del blog, tocaron a la puerta. Al atender, irrumpió en nuestras oficinas el mismísimo Chamán Cachavacha quien entró, agitado y transpirado, y se produjo el diálogo que a continuación reproducimos:

- ¡Cierre la puerta Hermanito! Apúrese, ciérrela ya con traba.

- ¿Cachavacha? Dije sorprendido. ¿Qué hace por acá? pregunté mientras cumplía las órdenes del Chamán.

- Ya le cuento hermanito, dijo jadeando. Déme agua y mientras me repongo, le cuento.

Le serví la bebida y mientras Cachavacha la tomaba, me ordenó que cierre todas las ventanas y encienda la radio a un alto volumen. Luego de hacer todo eso, demandé:

- Bueno, ahora explíqueme que pasa porque no entiendo nada.

- Soy víctima de espionaje internacional Hermanito. Esto es más grave de lo que parece, dijo mirando para todos lados como buscando quien sabe que cosa. ¡Me están siguiendo! exclamó al final.

- ¿Quién lo sigue?

- El Servicio Secreto de Venezuela, Hermanito.

- ¡Expláyese ya Cachavacha! Por favor, no entiendo nada. Dije gritando como Fantino a su productor.

- Le explico Hermanito. Vió que los últimos vaticinios que le dí, los hicimos utilizando una nueva técnica ¿Se acuerda?

- Si

- Bueno, esa técnica fue enseñada en el Simposio de Chamanes de la UNASUR, por Alondra la bruja venezolana.

- Ajá, ¿y?

- Bueno, como se habrá dado cuenta de los cuatro pronósticos vertidos no acertamos ninguno. Cero de cuatro, muy lejos de los porcentajes de eficacia acostumbrados.

- Si, ya hubo insultos y todo al respecto.

- Claro, no es para menos. Bueno, al ponerme a investigar el por que de semejante pifia, me di cuenta que el conjuro que utilizamos, enseñado por Alondra, no servía para adivinar nada, sino que era un hechizo para fortalecer al seleccionado venezolano y debilitar a los equipos de los brujos que realizaban el gualicho...

-¡Lo embaucaron!

- Claro hermanito. Nos la hizo bien la turra esa. Juntó a los chamanes de las cuatro selecciones favoritas a pasar la fase: Brasil, Argentina, Colombia y Chile; nos enseñó el método y se fue. Nosotros, convencidos, hicimos tal cual nos dijo y los resultados están a la vista. No sólo que no pegamos una, sino que contribuímos para la eliminación de nuestros equipos.

- ¡Qué macana!

- Y...la cagada ya está hecha Hermanito. Para colmo la cosa no termina ahí. Cuando nos dimos cuenta de la estafa, cada uno de los brujos por separado intentó dar aviso a las federaciones del país, yo intenté hablar con Don Julio y todo, pero no lo encontré porque estaba descansando. Y cuando regresé al hotel para encontrarme con los otros chamanes, me di cuenta que estos habían desaparecido. Salí a la calle para buscarlos y noté que nua camioneta negra, sin patente, me seguía. Seguro que son del Servicio de Inteligencia de Venezuela que está protegiendo a la pitonisa de su país y no quiere que todo este lío salga a la luz para poder ser campones. Así que comencé a correr y me vine para acá.

- ¿Y que hacemos?

- Ahora voy a llamar a mis amigos de Hinchadas Unidas Argentinas para que me vengan a buscar y me den protección, total ya no tienen mas nada para hacer hasta agosto. Y voy a ver como puedo hacer para destrabar esta magia negra. Voy a necesitar ayuda de todos mis pares, porque este conjuro es muy fuerte. ¿No vió como Chile pegó pelotazos en el travesaño? ¿Vió como se le movía el piso a los jugadores de Brasil que patearon los penales? ¿Y qué me dice del penal que erró Falcao?

- ¡Y que me cuenta de Argentina!

- No, a esos no los salva ni Dios. Aunque a lo mejor, algo se podría haber hecho...Pero el hechizo de Alondra es muy pero muy fuerte. Ahí llegan los muchachos, me voy hermanito. Gracias por hacerme el aguante.

- Bueno...y ya que estamos, ¿no tiene algo para decirnos de las semifinales? Así se redime con los lectores.

- Ya estuve pensando. Todos estos contratiempos con la fortuna, todos estos achaques se definen con una palabra: guay. Búsquela en el diccionario, si no me cree.

- ¿Y eso que tiene que ver?

- Es una señal, hermanito. Guay significa lo que le dije y que a la final clasificaran ParaGUAY y UruGUAY, eso si, no me pregunte resultados porque vengo herido. Y ahora me voy, porque los muchachos tienen un colectivo robado a la delegación de Bolivia y tiene miedo que los encuentren.

- Chau Cachavacha, que la luz esté con usted...

Etiquetas:

2 Comments:

Blogger Mario Pozzo said...

Considerando que no hay empate, estadisticamente es tan dificil errar los cuatro como acertarlos...

9:55 a. m.  
Anonymous Cachavacha said...

Si, tiene razón hermanito Mario. No tuve tiempo de decirlo pero parece que la pitonisa venezolana para su hechizo utiló fórmulas de Adrián Paenza para que esadísticamente sean consideradas excelentes.
Que la luz lo ilumine a Ud y sus origamis

12:43 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home

Web Site Hit Counter Radio Shack