jueves, julio 07, 2011

NOCHE DE CANCHA: DESEO Y DECEPCIÓN

La ciudad de Santa Fe vivió una jornada histórica cuando ayer, por el Torneo de Copa América, hizo su presentación la selección argentina enfrentando a su par de Colombia. El match fue una excusa para que la capital provincial se vista de gala, presente su mejor cara y se muestre a todo el continente. El remosado estadio del club Colón superó las expectativas y sus bellísimas instalaciones fueron el marco ideal donde se hicieron presente miles de personas deseosas de, por fin, tener la oportunidad de ver a sus ídolos, a esos que siempre se ven por TV y ahora estarían allí, cerquita, en carne y hueso. Y allí también se hizo presente este blog, para acercarles a los fieles lectores las vicisitudes que DESDE EL TABLÓN podrían observarse.
Las condiciones estaban dadas para que el evento sea una verdadera fiesta, pero faltó el ingrediente más importante: el fútbol. El seleccionado argentino tuvo una muy opaca actuación y fue superado por el conjunto cafetero en todas las líneas durante todo el encuentro, y este equipo a la postre se erigió como el merecedor del triunfo al que no llegó sólo por su impresición al definir y por la muy buena actuación del arquero local, Sergio Romero.
Al finalizar el match, la única certeza que dejó el conjunto argentino fue que el sistema táctico que pretende instaurar el entrenador Batista, decididamente no funciona. Los errores ó deficiencias mostrados en el partido anterior frente a Boivia, no sólo no fueron solucionados sino que se profundizaron debido al excelente planteo que hizo Hernán Gómez, el DT colombiano. Argentina penó en defensa, especialmente por desajustes entre los marcadores centrales; los marcadores de punta estuvieron muy contenidos; tuvo un mediocampo inexistente que no hilvanó jugadas de ataque y fue muy inseguro a la hora de defender; y en ataque confundió los métodos y mostró a los delanteros simpre obstinados en fabricar la jugada individual antes que buscar la asociaciones entre compañeros que pretende el DT.
Con al menos cuatro jugadores sobre once actuando fuera de sus puestos naturales (Zanetti, Cambiasso, Banega y Tévez), se hace muy difícil lograr cualquier funcionamiento táctico. Ese hecho hace parecer al equipo desordenado y les resta confianza a la hora de jugar. Hay fórmulas que ya están agotadas: se sabe que Messi y Tévez no funcionan en conjunto. La acumulación de tres volantes centrales, no logran la tenencia ni la generación de juego necesaria, por falta de ductilidad de éstos y tampoco aseguran la recuperación, dado la incomodidad con la que juegan. Y para colmo, estamos viendo un bajo nivel de prestación de casi todos los players criollos, que no favorece en nada para salir de esta opaca actualidad.
Son muchos los déficits de esta selección argentina y lo peor de todo es que su bajo funcionamiento recae directamente en la inutilización de la estrella con la que cuenta el equipo: Lionel Messi. Ayer, se lo vió desahuciado, casi entregado y resignado a su suerte. La malísima actuación del albiceleste golpeó como un mazazo al plantel y a todos los espectadores que lo vieron por TV ó asistieron al estadio, transformando aquel deseo e ilusión en una decepción mayúscula que terminó en la ira contra el DT Batista y sus muchachos.

Etiquetas:

1 Comments:

Blogger PACHI said...

Y mañana les traeremos los testimonios de nuestra visita al "Cementerio de los Elefantes"

6:34 a. m.  

Publicar un comentario

<< Home

Web Site Hit Counter Radio Shack