martes, agosto 29, 2006

EL LOCO DAMIAN

-A ver hijo, vamos a sentarnos por acá, por lo menos hasta que empiece el partido, después nos paramos. Lindo día se hizo, después de la lluvia de ayer pensé que no iba a poder jugarse pero hoy amaneció con el cielo limpio y celeste. Menos mal porque tenía ganas de venir a la cancha...

El partido del día no prometía mucho: venía Platense, club que había conocido el honor de jugar en primera pero que en los últimos años se debatía entre la segunda y la tercera categoría del fútbol argentino y ahora, nuevamente ascendido a la “B” Nacional seguramente plantearía un partido cerrado, buscando el empate, ese puntito salvador que quieren todos los equipos que juegan de visitante en el interior del país. No, el partido no prometía casi nada, pero ellos estaban ahí, firmes en la tribuna local, como cada vez que jugaba su equipo. Padre e hijo compartiendo fútbol, vida y experiencias.

-¿Querés un pastelito? Están bárbaros, los hacen las madres de la Comisión de Fútbol infantil del club. Ricos y baratitos, la combinación perfecta, jaja...¿Tenés calor? Sacate la campera, tu mamá te abrigó como para ir al polo y la verdad que acá estamos cada vez más apretados, vino mucha gente hoy. Digo yo ¿por qué no habilitan la tribuna visitante para nosotros, si está vacía y de ellos no va a venir nadie? ¿Quién va a viajar más de quinientos kilómetros para ver este partido? Habría que ser muy fanático...

El match estaba por comenzar y ya se respiraba esa ansiedad previa. Con los equipos todavía en los vestuarios, algunos pocos asistentes cantaban y aplaudían, pero su arenga no contagiaba a nadie. De pronto, en el lugar reservado para los visitantes se ve entrar una persona. Era un solo hincha vestido con la camiseta, gorro y una bandera de Platense, uno solo que se perdía en la inmensidad de la tribuna visitante.

-Mirá Ale, están llegando jaja...un solo hincha, nada más...que pobreza, jaja. Uuuu, pero yo lo conozco a ese tipo....uuu si, es el “Loco” Damián. Pero ese no es de Buenos Aires, ese vive acá, en nuestra ciudad. El “Loco” Damián, tanto tiempo que no lo veía, mirá donde lo vengo a encontrar...y claro si es el único hincha de Platense en Rafaela y debe ser el único de la provincia,,,jajaja
Aprendé Ale, eso es hacer el aguante a tu equipo, el tipo se vino solo y se la banca. Lo que pasa es que el “Loco” es un gran tipo, yo lo conozco de chico. Jugábamos fulbito en el campito que está a la vuelta de la casa de tu abuela, donde ahora hay dos canchas de paddle, y siempre fue buen compañero, leal, honesto. No trataba de sacarte ventajas, él siempre quería jugar de igual a igual y jugaba bien eh, donde lo ponían, Damián jugaba bien: de defensor, al medio, arriba y hasta de arquero el Loco se las arreglaba para sobresalir.

El partido se demoraba un poco, el humo del asador de choripanes hacía una espesa barrera que los espectadores trataban de derribar abanicando con las manos. La gente seguía sentada en sus lugares, como con modorra de siesta, y el papá de Ale seguía con su relato:

-...Siii señor, el “Loco” Damián era un buen jugador pero fundamentalmente un tipo muy derecho. Y siempre se manejó igual. ¿Sabías que es ingeniero? Cuando terminó la secundaria se fue a estudiar a Córdoba y no era lo que más lo apasionaba pero ¿sabés por qué estudió esa carrera? Porque el viejo era ingeniero y falleció cuando Damián era todavía un pibe. Y él se juramentó homenajearlo siguiendo la misma profesión. Le costó pero se recibió y hoy trabaja en la fábrica más importante de la ciudad.
El “Loco”...si me parece verlo todavía enfundado en su camiseta de Boca, revolcándose por la tierra al grito de ¡Gattiiii! Porque era hincha de Boca ¿sabés? Si todavía me acuerdo de ese día en el campito, hace ya como veinte años, cuando sin quererlo él forjó su destino futbolero para siempre, si me parece ayer cuando lo escuché hacer esa apuesta, su frase textual fue:
“Es im-po-si-ble que Platense le gane a Boca el domingo. Im-po-si-ble. Te digo más, si Platense gana, me hago hincha de Platense.”

Y esa vez Platense ganó nomás. Y el “Loco” ya de chico era un tipo de palabra, tal como le repetía una y otra vez al padre al hijo mientras los equipos salían a la cancha por la manga.

1 Comments:

Blogger GOGUI said...

Plap pla plap un aplauso para el relato, y sin dudas, para el heróico hincha de Platense. Cómo no me enteré que venía platense, voy a prestar más atención. Y te juro que esa noche éramos dos dos.

4:27 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home

Web Site Hit Counter Radio Shack